Make your own free website on Tripod.com

..........

Vecino de la Calzada Cuauhtémoc, Carlos Jalife García recuerda que de niño le gustaba mirar pasar las ambulancias que se dirigían al edificio de la Cruz Roja, ubicado a unos metros de distancia de su casa.

Acostumbrado a acompañar a un tío paralítico que prestaba su tiempo como voluntario en el equipo de Socorristas de la Cruz Roja, el pequeño Carlos de apenas 10 años tomó la decisión de convertirse en Voluntario.

Cuarenta y seis años después, el cinco de Diciembre del 2001, recibió de manos del Presidente Vicente Fox

Quesada el Premio Nacional al Voluntario.

Ya no era el niño que ayudaba a su padre a repartir juguetes entre sus vecinos más pobres, ni el Socorrista que contestaba las llamadas urgentes que solicitaban la ayuda de un Médico.

Era el constructor de hospitales, el recaudador de fondos que hacen posible los sueños de muchos, el ciudadano que siempre está dispuesto a conseguir lo que otros necesitan.

¿QUÉ SIGNIFICA EL PREMIO NACIONAL AL VOLUNTARIADO 2001 PARA CARLOS JALIFE GARCÍA?

Hay una situación real en mi persona del Premio para acá y del Premio para atrás, definitivamente yo nunca me imaginé que iba a ser objeto de una distinción tan grande, tan importante a nivel nacional. Siento una satisfacción muy grande, me dió mucho gusto que la ONU y los Gobiernos afiliados a la ONU hayan desigando el 2001 el año de los Voluntarios.

En México la Asociación Nacional de los Voluntarios hizo una convocatoria para todo el país, para que se propusieran candidatos en una contienda amistosa con el fin de reconocer, con un premio nacional, a las personas distinguidas por su trabajo voluntario en la comunidad. Al conocerse esta convocatoria, la Lic. María Guadalupe Morales de Martínez, la esposa del señor Gobernador Enrique Martínez, y presidenta del Voluntariado de Coahuila, se comunicó con mi esposa y le pidieron un información sobre el desempeño de mi trabajo, salió un Currículum, se envió a la Ciudad de México, se analizó, compitió con otros 156 expedientes de distintos ciudadanos y estuvo la suerte de mi lado.

¿CUÁL ES EL TRABAJO QUE HAY DETRÁS DEL PREMIO?

 

Yo creo que todo comenzó en mi niñez, desde el barrio en que vivíamos, con las condiciones económicas de mi familia. Vivíamos a dos cuadras de la Cruz Roja, frente al bosque por la Cuauhtémoc 180 sur. Había una vecindad y ahí mismo en la cuadra donde vivíamos había otra vecindad a la vuelta por la Avenida Matamoros, y mi papá cada año les mandaba juguetes a todos los chiquillos que había ahí a la vuelta, y desde luego yo era su representante y se los llevaba a los niños, que además eran niños con los que yo jugaba, los amigos del barrio de ese tiempo.

Y como vivíamos cerca de la Cruz Roja veía pasar las ambulancias todo el día. Un tío que estaba paralítico fue el primer voluntario de la Cruz Roja que conocí; a mí me tocaba llevarlo a la Institución a cumplir con sus guardias. Él era oficial del cuerpo de Socorristas de ese tiempo y ayudaba con lo que podía de acuerdo a su discapacidad contestando el teléfono, en información y en la administración de la operación del cuerpo de Socorristas.

Me encantó, la Cruz Roja ha sido mi primer amor, lo sentí entrañablemente, el poder ayudar a alguien en momentos difíciles, accidentes, enfermedades; y eso me fue sensibilizando, me crecí al castigo, ingresé al cuerpo de Socorristas, fui ocupando cargos como oficial, de secretario de los socorristas, jefe de transporte y posteriormente fui subjefe del Cuerpo de Socorristas.

¿A QUÉ EDAD INICIÓ SU TRABAJO COMO VOLUNTARIO?

A los 10 años, en 1955, comencé como la mascota del equipo de futbol del grupo de socorristas. Mucho tiempo después, en 1991, recibí el nombramiento como Presidente dle Consejo Directiv de la Cruz Roja Delegación Torreón, y desde entonces sigo en ese puesto. He tenido muchas satisfacciones, he tenido buenos momentos, y también me han tocado accidentes serios. Me han tocado desastres regionales como inundaciones, y me ha tocado la suerte de estar en cruz Roja en una época difícil económicamente hablando, pero donde la gente ha respondido ayudándonos con los donativos suficientes para sacar nuestros proyectos adelante.

Logramos triplicar la capacidad de atención del hospital, lo remodelamos, duplicamos la supeficie de construcción, construímos un centro formal de capacitación para los Socorristas, del cual solo existe uno parecido en el país, ubicado en Toluca. Actualmente estamos planeando la construcción de un Centro Regional de Desastres, para lo que se necesita mucho dinero y mucho tiempo.

 

¿ALGUNA VEZ HA FRACASADO UN PROYECTO DE VOLUNTARIADO DIRIGIDO POR JALIFE GARCÍA?

Hemos enfrentado muchos obstáculos, analizamos cómo resolverlos, cómo sortearlos, los superamos y seguimos caminando, yo creo que todas estas obras en donde yo he participado las estimo como obras de Dios, son obras de las que Dios está muy pendiente porque son obras que le hacen mucho bien a la gente, y efectivamente, aquí en esta mesa, ya entrada la noche, he estado muy preocupado porque al otro día es día de pago y no tenemos recursos para solventarlos.

Y en serio, a las once de la noche, he recibido telefonemas para decirme: te tengo un dinerito, manda por él. Y entonces se desinfla la presión. Gente que con temor ha decidido hacer las cosas que nos proponíamos, por miedo a quedarse a medias por la falta de los recursos totales. Por ejemplo, las señoras encargadas del comité de construcción de la Casa Feliz no querían iniciar la obra porque no tenían la totalidad del dinero, pero las convencí de que empezaran con lo que tenían y hoy tienen una casa muy bonita.

¿HA TENIDO EL APOYO DE LOS GOBIERNOS COAHUILENSES EN SUS PROYECTOS?

 

Yo antes sentía que el que era amigo del Gobernador podía conseguir todo lo que él quisiera, pero como yo no era amigo batallaba mucho. Desde hace algunos años, hemos estado insistiendo que el Gobierno Estatal y Municipal debe de apoyar los proyectos de la Sociedad Civil. Sin embargo los tiempos han cambiado, ya se escuchan frases como Gobiernos con sentido humano, más sociedad y menos gobierno.

Uno de los grandes logros a favor de la participación social ha sido el apoyo de los gobiernos estatal y municipal para la creación de organismos dirigidos por ciudadanos y que sirven para señalar qué obras deben realizarse.

Mi relación con el actual gobierno Municipal ha sido muy buena, porque es una relación de muchos años, basada en la amistad antes que en el trabajo, incluso Salomón Juan Marcos ha participado como voluntario en algunos proyectos como la restauración del Teatro y hemos trabajado también con Rocío Villarreal, porque en muchas ocasiones su trabajo frente al DIF se relaciona con nuestros proyectos.

No podemos olvidar el apoyo que también nos ha dado la gente de Torreón. Aquí la gente siempre se ha distinguido por ser muy suelta, siempre que hemos necesitado algo, ya sea en dinero o en donativos en especie, hemos encontrado alguien que nos ayude.

¿QUÉ CONSEJO LE DARÍA A LAS PERSONAS QUE DESEAN SER VOLUNTARIOS Y NO ENCUENTRAN CÓMO HACERLO?

Primero que se decidan, porque mucha gente dice que quiere ayudar, pero a la mera hora no invierten el tiempo necesario. Si ya se decidieron, que se acerquen a la institución que quieran ayudar y que pregunten en qué pueden ayudar.

En México hay una gran necesidad de filantropía, en países como Japón y Estados Unidos existen miles de agrupaciones filantrópicas. En México sólo hay una, y es necesario que los ciudadanos cumplamos con nuestra parte, que en la medida de las posibilidades de cada persona, ayudemos a hacer cosas que el Gobierno no podría hacer aunque contara con una gran cantidad de recursos.

"PIENSO QUE EL DINERO CUALQUIERA LO PUEDE DAR, YO NO LO DOY. YO PREFIERO DAR MI PENSAMIENTO, MI ESFUERZO, PORQUE ESO NO CUALQUIERA SE LOS VA A DAR".

Artículo publicado en Estamos Cumpliendo, Febrero del 2002, Año 1, Número 9. Torreón, Coahuila, México.

Copyright©2002. Cruz Roja Mexicana Delegación Torreón Coahuila. Todos los derechos reservados.